ACESOL celebra la aprobación de Extensión de Subsidio para Sistemas Solares

Andrés Bogolaski - presidente ACESOL
Andrés Bogolaski - presidente ACESOL

El miércoles la Cámara de Diputados aprobó el proyecto del Gobierno que extiende y perfecciona la Ley 20.365, que entrega una franquicia tributaria a las constructoras que instalen sistemas solares térmicos en viviendas nuevas hasta UF 3 mil. Para los empresarios solares térmicos se trata de una gran noticia (Acesol).

 

Sin embargo, la Asociación que reúne a los públicos que promueven el desarrollo de la energía solar, señala su preocupación por la demora que ha tenido la tramitación de este beneficio, considerando que estaba anunciado para el 1 de enero pasado.

Como señala el presidente de Acesol, Andrés Bogolasky: “Ahora sólo falta que el proyecto pase por el Senado, que esperamos lo apruebe sin mayor problema dado su apoyo transversal. La promulgación de esta ley permitirá que nuevamente miles de familias puedan contar con agua caliente gratis, además de reactivar nuestra alicaída industria, con graves problemas desde que en diciembre del 2013 dejó de regir la ley original. Pero nos preocupa el que cada día que pasa es uno menos de vigencia para el corto período de dos años en que está programada la franquicia con aportes totales. El proyecto señala que la ley empezará a regir desde el 1 de enero de 2015”.

El 30 de septiembre pasado fue ingresado a la Cámara de Diputados el proyecto que amplía y modifica la Ley 20.365, junto a otros dos proyectos relacionados con el tema energético.
En lo referido a instalaciones solares, el proyecto incluye una franquicia para viviendas entre UF mil y UF 3 mil y un subsidio directo para viviendas sociales.

La primera se entregará a través de la empresa constructora (al igual que la ley original) con beneficios al 100% en viviendas entre UF mil y dos mil, para lo cual se han dispuesto US $45 millones.

Los dos primeros años el valor a asignar será de UF 33 por vivienda unifamiliar y UF 26,5 para multifamiliares. Luego la curva del aporte irá descendiendo a partir del tercer año, por lo que el aporte completo sólo se mantiene dos años.

Para las viviendas sociales la inversión será similar, con un subsidio directo que permitirá que sus beneficiarios en muchos casos puedan contar por primera vez con agua caliente. De hecho, uno de los objetivos de la ley 20.365 (promulgada durante el primer gobierno de Michelle Bachelet) fue enfrentar las cifras del Censo del 2002, que señalaban que un 47% de los chilenos carecía de este beneficio tan importante para la calidad de vida.

El proyecto para perfeccionar la ley también contempla la obligación de que la empresa instaladora firme un contrato de mantención por 5 años para asegurar que el sistema funcione en óptimas condiciones durante todo ese tiempo.

Seguir con la vigencia de la ley 20.365 traerá diversos beneficios:
– Permitirá seguir madurando el mercado de la energía solar térmica residencial, convenciendo a las constructoras que es un valor agregado a sus proyectos el que cuenten con un sistema solar.

– Los beneficiados del sector de viviendas sobre UF 1000 lograrán ahorros de unos $160 mil al año.

– Los beneficiados del sector de viviendas sociales podrán contar con agua caliente gratis, lo que les cambiará radicalmente su calidad de vida.

– La ley 20.365 apuntaba a fomentar el uso de ERNC y tecnologías limpias. En cada vivienda que se instala con SST se dejan de producir 16 toneladas de CO2 en su vida útil. Además, esta franquicia aporta a la reducción de los combustibles derivados del petróleo: cada casa con SST evita 7000 m3 de gas licuado.
Acesol |Publicado 02 abril 2015 | FR