Mesas energéticas

En un esfuerzo por un proceso participativo por la Política Energética ?Energía 2025, o al menos con la participación de algunos conocedores del tema, el Ministerio de Energía ha contratado a universidades y consultorías para realizar mesas temáticas con grupos de expertos (El Divisadero).

En un esfuerzo por un proceso participativo por la Política Energética –Energía 2025, o al menos con la participación de algunos conocedores del tema, el Ministerio de Energía ha contratado a universidades y consultorías para realizar mesas temáticas con grupos de expertos. Los temas de estas mesas son: Eficiencia Energética, Hidroelectricidad (este miércoles es la tercera), Termoelectricidad, Energías Renovables No Convencionales (comenzó el martes pasado con colaboración técnica alemana), Ordenamiento Territorial y Asociatividad, Calefacción Eficiente y Dendroenergía (tiene versión regional), Futuro de la Red de Transmisión (comenzó la semana pasada), Gas de Red, Innovación en Energía, Asuntos Indígenas. Además de estas mesas, esta la participación ciudadana que lleva adelante el ministerio en la región para el Plan de Energía regional y de la que ya conocimos una jornada y sabemos se esta organizando una segunda en noviembre. En esa ocasión, seguro aparecerán las mismas temáticas que vayan produciendo las mesas. También nos encontramos con el lanzamiento, el miércoles pasado, de la “Iniciativa Energía Sostenible Para todos, de la ONU y BID con la presencia de la Presidenta de la República, la cual seguramente en algo incidirá en el proceso.

Vale destacar, además del esfuerzo del ministerio, aquel de quienes participamos en estas mesas y jornadas, aportando conocimientos, experiencia y visiones, lo que en el caso del sector ciudadano y organizaciones no gubernamentales, no es menor, ya que son muchos temas y no somos tantos los que tenemos los conocimientos especializados del caso. Es más, hay quienes no confían en el ministerio, por desconfianza y malas experiencias anteriores y se han restado, debilitando nuestra posición, pero también llevando a que al menos quienes están encargados de facilitar se lo tomen con más cuidado, velando por la ecuanimidad.

Por nuestra parte, se nos ha invitado a la mesa de Hidroelectricidad, (donde estamos junto a Miriam Chible (Santiago) y Patricio Segura (Concepción)) y de Energías Renovables No convencionales (no pudimos asistir por falta de coordinación de pasajes) y a la sub-mesa regional de calefacción y dendroenergía (no hemos podido asistir). El como uno llega a ser invitado a una de esas mesas aun nos es un misterio (en nuestro caso, entiendo fue por gestión del seremi de Energía) y hasta ahora, ha sido una experiencia bastante interesante.

La primera de las mesas sobre Hidroenergía en que participamos, trató sobre las características técnicas y económicas que inciden en la hidroelectricidad, con una introducción bastante técnica y algo superficial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, a tanto, que se preguntaban si en los embalses se producen gases de efecto invernadero, cuestión archi conocida. Luego, en el debate de las mesas predominó bastante la visión ingenieril (no en vano estábamos en su casa) y nos llamó la atención el discurso anticuado de la parte empresarial y académica (ex ingenieros de Endesa ahora de docentes) que se centraron en insistir en que las hidroeléctricas producen al mejor precio y sin dependencia del extranjero. Peor aun, fue uno de ellos quien recordó que 38% de la demanda eléctrica proviene de las mineras. Mientras por nuestro lado, dejamos en claro que si bien el precio de producción podía ser bajo, los costos finales (incluyendo sociales y ambientales y con línea de transmisión) no lo eran y que echábamos de menos en el análisis la utilización de las aguas marinas y la tecnología de turbinas de flujo. Además, que quedó claro que suele haber un problema de tamaño y de eficiencia (largas líneas de transmisión) y que está la barrera de la propiedad-monopolio del agua y su buen uso. Por cierto el recordar ahí que agua es vida y esta viva y es un derecho humano, no contó con mayor acogida. Tampoco, gusto que pidiéramos que en los estudios ambientales se tomase el mismo tiempo, exhaustividad y prolijidad que tienen las hidroeléctricas con sus estudios de caudales en los que invierten a veces varias décadas.

En la segunda mesa, sobre factores de localización, esta vez facilitada y con introducción por docentes de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la U. de Chile, nos llamó la atención que se olvidasen del factor político –institucional, que los “recursos hídricos” considerados fueran de la Zona Centro Sur hasta el Puelo y que se entendiese como hidroeléctricas solo a las de embalse, cuando aquellas de paso también pueden tener localizaciones conflictivas (ver AltoMaipo). En el debate en las mesas, esta vez el sector empresarial se mostró más dúctil, a tanto que recordaron la necesidad de evaluar sinergias ambientales. También insistieron en que necesitan reglas claras, especialmente con respecto a la intervención política y se mostraron bastante entusiasmados con la “participación temprana”. Por nuestra parte, dejamos en claro que coincidimos en la necesidad de una institucionalidad que de confianza, la necesidad del ordenamiento territorial participativo, informado y vinculante, además de la necesidad del análisis de los usos económicos alternativos del cauce y cuenca (no solo alternativas de emplazamiento o tecnológicas), dando preferencia a usos sustentables no destructivos y usos múltiples no excluyentes. Eso, además del respeto ambiental y hacia actividades tradicionales y las comunidades y su cultura y desarrollo local. Y por cierto también la necesidad de considerar el derecho humano al agua y para el desarrollo local, dejando reservas hídricas. En cuanto a la participación temprana, nos parece esta debe ser con una comunidad ampliamente informada, cuidando de evitar el intervencionismo por parte de la respectiva empresa y nos parece la mejor forma institucionalizada, sería a través de los planes de estrategia de cuenca y el ordenamiento territorial.

La información de todo este proceso estará disponible en www.energia2050.cl y @energia2050 y tenemos entendido ahí se puede participar también.

Fuente El Divisadero | Peter Hartmann, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida | Publicado  22-10-2014| Enlace a la fuente de esta Noticia